begona-etta-1

begona-etta-2

begona-etta-3

begona-etta-4

begona-etta-5

begona-etta-6

5.
Dentro de cada uno hay unos cuantos unos iguales pero más pequeños, como las muñecas rusas, contenemos unos que contienen unos más y más pequeños. Cada uno con una leve diferencia con el anterior, pero cada uno conteniendo la esencia. Cuando el uno más pequeño empieza a vibrar en una dirección, todos los demás le siguen irremediablemente, como llevados de una fuerza superior que hace inevitable que todos se muevan hacia donde marca el primero. Y es que la fuerza del deseo es tan fuerte y su capacidad de arrastre tal, que consigue mover todo el sistema al unísono y a su antojo.

begona-etta-7

begona-etta-8

begona-etta-9

begona-etta-10